23 ene. 2011


Modelos de Pareja

Varias veces hemos hablado sobre los Modelos de Pareja que nos gustaría establecer. El tercer artículo de Píkara Magazine trata sobre este tema que tantas veces no hemos podido disfrutar como nos hubiese gustado por limitaciones propias y ajenas. Así pues, os animo a leer el artículo entero aquí.



"¿Por qué seguimos reproduciendo roles de género que nos hacen sufrir más que disfrutar las relaciones, aún habiendo cambiado nuestra mentalidad hacia vínculos más igualitarios"

Para cambiar realmente los modelos de pareja no sólo hay que cambiar nuestra mentalidad sino actuar en consecuencia. Algo difícil cuando llevamos toda una vida aprendiendo esos roles que estancan la relación. Para verlo más claro:
Imagínate que al lado de tu casa hay una tienda de alimentación donde tu familia y tú habéis comprado siempre. A medida que pasa el tiempo empiezas a notar que ese tipo de comida no te sienta bien. Nada bien. Te ha costado años darte cuenta. Te cuesta creerlo porque te gusta tanto… Pero, definitivamente, tienes que tomar una decisión. Te planteas las siguientes alternativas:

2 comentarios:

  1. Buenas:

    Intento leer la entrada entera, pero cuando pulso en "Continuar leyendo", se bloquea.

    Bueno, independientemente de poder o no poder leer la entrada, te daré mi opinión:

    Pienso que si seguimos reproduciendo los roles es porque este sistema es más cómodo.

    Por ejemplo: Supongamos que somos hermanos, y que nuestro padre o nuestra madre nos ordena limpiar la casa. ¿Qué es más fácil, que tú te dediques a unas funciones y yo a otras, o que juntos asumamos la responsabilidad de todo y hagamos de todo?

    La primera opción es la más cómoda y sencilla. Es más fácil que una persona adopte unas pocas responsabilidades, en lugar de asumir todas y cada unas de las funciones y sus consiguientes responsabilidades.

    Pienso que la solución es un modelo educativo que enseñe que en una familia no conviven miembros aislados, sino un conjunto que debe hacerse cargo de todo, y asumir las responsabilidades de todo; de tal forma que no se ayuden mutuamente (como se promueve muchas veces erróneamente, aludiendo que el hombre debe ayudar a la mujer en casa), sino que en su lugar cooperen como en un equipo (es decir, que las responsabilidades del hogar las adquiera también el hombre y no ayude, sino que colabore).

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Enrique! Ya está arreglado el enlace. Gracias por avisarme.

    Totalmente de acuerdo con tu argumento. De hecho, el artículo va en esa línea ;)

    Un placer tenerte por aquí

    Besos!

    ResponderEliminar

¡¡Muchas gracias por contribuir!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...