1 nov. 2011


La intensidad de los Orgasmos

Lucía preguntó a Píkara:

“¿Se puede medir la intensidad de los orgasmos? ¿Cabría plantearse diferencias por sexo (si son más intensos los orgasmos femeninos o los masculinos)?”. Lucía



Hola, Lucía!
Buscando investigaciones sobre la intensidad de los orgasmos, encontramos al psicoanalista William Reich, que acuñó el concepto “orgón”. El orgón es la energía vital de todo organismo, es la fuerza motora del reflejo del orgasmo. Y para hacerlo visible creó el Acumulador de Energía Orgónica, cuyo objetivo era hacer fluir la energía por el cuerpo de sus pacientes. Esta etapa de Reich fue considerada como delirante por la comunidad científica de la época, aunque actualmente… ¿quién sabe?
La intensidad de los orgasmos es difícil de medir, puesto que tiene un gran peso subjetivo. Orgasmo sólo hay uno, pero interaccionan seguir leyendo en Píkara Magazine...


Ilustración de Sonia R. Arjonilla. Más en su blog.

5 comentarios:

  1. Buen artículo, Mónica. Queda claro que lo importante no es cuán intenso sea un orgasmo, sino que te sientas a gusto.

    No obstante, se me plantea una duda:

    ¿Considerarías bueno enseñar a la gente técnicas para sentir más, para potenciar su placer, o crees que no es bueno porque eso, de algún modo, contribuye a que la gente se plantee metas en sus relaciones?

    Es que dices: "Si quieres alcanzar el orgasmo, no lo busques". Puede que me equivoque, pero si no buscas el orgasmo para alcanzarlo, es porque estás buscándolo, ¿no?

    Quiero decir, que si lo imporante es cómo te sientes y no cómo deberías sentirte, ¿no es mejor no tener ningún interés en cómo potenciar tu placer porque si lo haces te estás poniendo metas?

    Imagínate que alguien no conoce qué es el orgasmo y se siente bien. Y un día le comentas "¿No conoces el orgasmo? Pues si lo conocieses potenciarías tu placer. Anda, voy a enseñártelo". Con eso, aunque la intención es la de contribuir a que se potencie su placer, ¿no estarías dando lugar, también, a que se construya un objetivo y que con eso se empeore el asunto?

    No sé, no sé. A lo mejor me estoy liando, jajaja.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Enrique! siempre un placer tus aportaciones :)

    Con respecto a "Si quieres alcanzar el orgasmo, no lo busques", efectivamente, una de las mejores maneras de encontrar el orgasmo es olvidarse de él, porque acude donde escucha la fiesta y no cuando se le llama. Con esto me refiero a que, cuanto más intervenga nuestra mente y nuestro sistema nervioso simpático, más difícil es dejar que nuestro cuerpo se abandone a las sensaciones y, por tanto, sentir placer (con o sin orgasmo). El primer paso para disfrutar es aprender a abandonarse. De ahí no buscar.

    Con respecto a enseñar técnicas, tal vez con un ejemplo se vea más claro:

    Hace poco me hice con una bici. Tiene marchas y, hasta hace poco, no las utilizaba nunca y me iba bien. Ahora voy jugueteando con ellas (a veces a riesgo de quedarme asfixiada), pero sigo sin saber muy bien cuándo utilizarlas. Soy consciente de que seguramente le sacaría más partido a la bici si supiese usarlas(de hecho, me da la sensación que en las cuestas podría llegar arriba sin el corazón en la boca), pero aún así, sigo utilizando la bici y disfrutándola. Llegará un momento en que, tal vez, el hecho de no conocer las marchas me lleve a investigar de qué manera podría usar la bici de otro modo. Siempre desde la curiosidad de conocer un poco más y sacarle más provecho. Después de aprender las opciones que me darían, seré libre de usarlas o no, pero al menos ya tengo opciones...

    Con este ejemplo, si lo trasladamos a tu pregunta de las técnicas, mi respuesta es sí. Pero ya no tanto técnicas, sino herramientas para conocer la bici (o, en este caso, conocerme).

    Normalmente, la demanda de enseñanza en la población adulta se produce cuando hay una necesidad de conocimiento, un desequilibrio entre lo que sé y lo que me gustaría saber. El hecho de aprender sobre mi cuerpo me brinda opciones. El saber mis propios ritmos, aunque cueste creerlo, diluye las metas. Si yo sé que siempre que quiera voy a disfrutar, la meta de disfrute se diluye, porque sé que va a estar. El saber que conozco mi cuerpo y disfruto de él, evita que me marque la meta de tener un orgasmo, porque sé que lo tenga o no, voy a disfrutar, por tanto, en el caso de que fuese una preocupación, ésta va a desaparecer, porque estaré centrada en simplemente disfrutar.

    Espero haberte aclarado :)

    y lo dicho, gracias por tus aportaciones.

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Sí, entiendo. Totalmente aclarada la duda. :o)

    Por cierto, un consejo con la bici:
    si sabes conducir un coche, piensa más o menos qué marcha utilizarías si en vez de la bici, tuvieses un coche.

    Por ejemplo, para subir las cuestas con el coche, o para conducirlo por lugares encharcados o llenos de barro, necesitas una marcha más corta. Con la bici es igual.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola!!!
    Somos un grupo anorgásmico. Si nos envías tu solicitud de amistad te agradeceremos DE CORAZÓN TU OPINIÓN SOBRE NUESTRO ESTILO Y TU APOYO!!!!!

    http://www.facebook.com/profile.php?id=100000095009489

    Un beso!

    ResponderEliminar

¡¡Muchas gracias por contribuir!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...