18 jun. 2010


Adivina Adivinanza...

Imaginaos la siguiente situación:

Has quedado para comer en tu restaurante preferido con un/a amiga/o. Pedís tu plato preferido y mientras estáis comiendo, te da la sensación de que a la otra persona no le está gustando demasiado:

a. Decides pedir otro plato que seguramente le guste más.
b. Sigues comiendo, pero angustiada/o porque crees que no le gusta.
c. Sigues comiendo y disfrutando de tu plato.
d. Preguntas si le gusta.

Seguramente, en esta situación, casi todas/os lo tenemos muy claro. Elegiríamos la C o la D. Aunque muchas veces, en la D, es decir, al preguntar cabe la posibilidad de que no te lo creas, rizando más el rizo. Y aquí volveríamos a la opción a y b. Es decir, al Arte de Sufrir.

Ahora, pongamos la misma situación en otro contexto.

Imagínate que estas disfrutando con alguien de una relación sexual. Estáis realizando una práctica (ya sea sexo oral, penetración, masajes corporal y/o genital, abrazos, besos, etc) que a tí te encanta. Y piensas que tendrías que "acabar" ya, porque te da la sensación de que la otra persona se puede cansar.  ¿Qué haces?

a. Decides cambiar a otra práctica que crees que a la otra persona le va a gustar más.
b. Sigues con la misma práctica, pero pensando que tienes que "acabar" rápido
c. Te dejas llevar y sigues disfrutando de esa práctica.
d. Preguntas.

En esta situación, ¿sigue estando clara la opción?

Si eliges la a, en principio no hay problema. Pero si eliges siempre la A, cabría preguntar dónde te han dado el título de Adivinación de Pensamientos. :). Esta opción suele elegirla más gente de lo que pensamos, convirtiendo una situación placentera de dos, en una situación placentera "supuestamente" para una de las partes. Y el "supuestamente" tiene bastante importancia. De hecho, si os fijáis, se crea un problema (estoy tardando demasiado) de la nada, puesto que los tiempos no vienen marcados, nos los marcamos nosotras/os. Y, además, nadie ha dicho nada.





Si eliges la b, está claro que el hecho de estar pensando en "acabar" rápido, va a disminuir mucho la sensación de placer, puesto que no estarás disfrutando del momento. Y no sólo eso, sino que el simple hecho de pensar en un Fin, no permite disfrutar del camino en todo su esplendor. Ya que el orgasmo no es un fin en sí mismo, sino que es una parte más del placer que, si la marcamos como fin, se corre el peligro de que anule todo el proceso placentero.





Si eliges la c, realmente te estás responsabilizando de tu placer. Partimos de la base de que cada cual hará lo posible para disfrutar del momento. Si la otra persona se cansa y es responsable de su placer, lo dirá sin más. Y no por ello la relación empeora, sino que se enriquece. En cambio, si la otra persona se cansa y no dice nada, es SU problema y ahí el/la única responsable es la otra persona.

Si eliges la d, y no entramos en el dilema de antes, sigues responsabilizándote de tu placer, puesto que la comunicación no es importante, es imprescindible para poder disfrutar y disfrutarnos, sin tener que adivinar los pensamientos de la otra persona. Si partimos de la base de que las partes participantes son responsables de su propio placer, cada cual disfrutará de sí misma/o y participará en el placer de la otra persona. Como ya dije en otras entradas (aquí y aquí), cada cual es responsable de su propio placer y participante en el de los demás. Todavía no existe nadie que, con su sola participación, haya logrado que otra persona haya disfrutado. Pero de este tema, hablaremos más adelante :)


Mónica QJ

4 comentarios:

  1. Opciones A, B, C o D. Pensar, analizar...
    ¿Para cuándo dejar la mente atrás y disfrutar del sexo, la vida, las relaciones, nosotr@s desde la más pura alegría, sin análisis mentales, sólo sintiendo?
    Dejarse llevar. Tan fácil de decir y tan complejo de practicar. Pero cuando lo haces, cuando eliminas las ecuaciones mentales, o tan sólo las echas a un lado y buscas sensaciones desde otros lugares de tu cuerpo, todo cambia.
    Sabrás, que la persona que está delante de tí, no sólo no está disfrutando del plato que come, sino que es alérgic@ a alguno de sus ingredientes y en décimas de segundo comenzará a boquear sobre el mantel!
    Sabrás, que tu pareja está disfrutando incluso más que tú y que lo que realmente desea es que te mueras de placer entre sus manos!
    Sabrás. Punto.

    ResponderEliminar
  2. ¿y en el caso opuesto cómo lo analizarías?

    Chico manteniendo relaciones sexuales y dándose cuenta de que va a terminar "pronto":
    a. Decides sacarla y cambiar a otra práctica que crees que a la otra persona le va a gustar más.
    b. Sigues con la misma práctica, pero pensando que tienes que "acabar" lo más tarde que puedas.
    c. Te dejas llevar y sigues disfrutando de esa práctica lo poco que te queda...
    d. Preguntas si le queda mucho.

    Lui :)

    ResponderEliminar
  3. Madre mía, Mandrágora, no puedo quitarme la imagen del boqueo :S. Te animas a escribir una entrada del "sabrás"? :)

    Lui, yo me quedaría con la c, pero quitando "lo poco que te queda", por aquello de no establecer una limitación temporal ligada al orgasmo. Es más, si una de las personas tiene un orgasmo, no implica que se acabe,no?

    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Quizás penséis q soy muy exagerado, pero soy muy racional, incluso en el Sexo, por ello creo, q hay q dejar actuar a la razón por ello creo q estoy de acuerdo con Mónica, la c o la d. No obsatante puede depender de la situacion no?

    ResponderEliminar

¡¡Muchas gracias por contribuir!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...