11 nov. 2010


MANIFIESTO POR LA VISIBILIDAD DE LA REGLA

MANIFIESTO POR LA VISIBILIDAD DE LA REGLA

A los que nos habéis adoctrinado en el pensamiento de usar y tirar. A todos aquellos que esperabais que rechazáramos indefinidamente nuestro propio cuerpo.

Este es el zumo de mis entrañas del que no huyo, una mancha sin límites, un rezumar que no podéis parar. Mi cuerpo se desparrama, mi pensamiento también. Con estas bragas manchadas de sangre como bandera contra la doctrina del Poder, contra las estructuras establecidas, os hago saber que:

  • En mi cuerpo decido yo y así, cada mes, me deshago del endometrio reafirmándome en mi decisión de controlar la capacidad de reproducción de mi cuerpo. En mi carne mando yo.

  • Lo conseguisteis en algún momento pero, ya no me avergüenza mancharme e, incluso, decido voluntariamente hacerlo exhibiéndolo de forma pública.

  • Me mancho y no me da asco. Me mancho y no me doy asco. No rechazo mi cuerpo, esta es mi naturaleza.

  • Tampoco estoy enferma cuando tengo la regla, no estoy mala. Exactamente lo contrario, me reciclo con cada periodo.

  • No es una maldición ni un castigo divino. Es actividad hormonal.

  • Estamos hartas de los prejuicios menstruales, de la invisibilidad.

  • Visibilizar la regla para visibilizar el cuerpo como espacio político.

Ya nos hemos cansado de pedir compresas entre susurros y miradas cómplices. Con este manifiesto pongo fin a la tiranía en la que me habéis educado. No hay más permisividad por mi parte, Mi regla es mía.

Mar Cejas

Valencia, marzo 2009




8 comentarios:

  1. Joe, qué idóneo: me acaba de bajar la regla. Yo me llevo bien con ella. Ha podido ayudar ese gran invento llamado Mooncup.

    ResponderEliminar
  2. Chapó Mónica. Ya estoy harta de decir que la regla es algo natural, sigue siendo un tema tabu a la totalidad. Un horror.

    Yo me llevo bien con ella, cosa que curiosamente antes no sucedía. Desde que he tenido hijas y sobre todo gracias a la teta, ya ni síndrome premenstrual ni nada.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Estoy muy de acuerdo con lo que dice este revelador manifiesto, pero discrepo con el segundo punto:no me mancho públicamente! y no por vergüenza, o asco, simplemente por comodidad, no creo que sea muy aconsejable ir empapada por la vida. Hacer pis también es natural, y no por ello nos lo hacemos encima.

    Saludotes

    ResponderEliminar
  4. ¡Genial ese manifiesto! Arriba lo natural! Ya basta de tabuuuhs Siempre es un placer leerte Enhorabuena por tu blog

    ResponderEliminar
  5. Si queréis erradicar tabús, hablad de la regla con naturalidad. Que la gente se espante si quiere, también tienen derecho.

    No creo que sea algo tabú, si no que tiene más que ver con temas desagradables de conversación. Yo no eructo, me tiro pedos, vomito, defeco ni orino en público para reivindicar lo natural que es mi cuerpo.

    No me adhiero al manifiesto ya que no tengo problemas en hablar públicamente de mis molestias menstruales o curiosidades al respecto. Hay quien se espanta pero en su derecho están de hacerlo como yo de contarlo.

    Ahora, que si quien firma el manifiesto realmente siente que sus derechos, libertades o autodeterminación se ven afectadas por no poder mancharse o hablar de regla tranquilamente, pues que hagan lo que tengan que hacer.

    Yo, particularmente y en este caso, hago lucha silenciosa. Y mi cuerpo sigue siendo mío.

    ResponderEliminar
  6. Con permiso, Mónica, enlazo en mi muro de FB.

    Y si no cruzamos comentarios en las próximas semanas, espero que tengas una feliz entrada de año

    ResponderEliminar
  7. Antes de nada, gracias por comentar!

    Este manifiesto lo encontré hace algún tiempo en este espacio sideral y, cuanto más lo leo, más me gusta. Ya no sólo por la reivindicación que supone, sino porque reafirma que, tanto la regla como nuestros cuerpos, son nuestros.

    Desgraciadamente, seguimos intentando taparla con hormonas, tampax hiperblancos, compresas y salvaslip blanqueados, etc, etc. Y ya no sólo eso, sino que, cuando nos duele, lo acallamos con unas pastillitas y ya,en vez de preguntarnos el porqué del dolor.

    y, por supuesto, podéis compartir. Supongo que a su autora Mar Cejas no le importará ;).

    Besotes!

    ResponderEliminar
  8. Jajaja pero, Mónica, no es sólo la regla. En el mundo de los anuncios, las manchas están prohibidas. Que si el "sili bang", que si Ariel lava má blanco, Estrella no deja ni huella, el tampón más blanco que nunca, la prueba del algodón, Pato WC, la regla en el mundo Ausonia es azul y no roja. Tampoco se puede mostrar el pipí en anuncios de pañales, el culito de tu bebito cada día más limpito con nuestro super pañalito. La aspiradora que aspira más, la marca que te acusa de no cuidar a tu familia si tienes gérmenes en tu encimera...

    Hay que estar inmaculadamente limpia, tener la casa limpia, la ropa limpia. Eso sí, los hombres, en el mundo de los anuncios, realmente no limpian, sólo están para decirte que tú no limpias bien o darte el visto bueno si lo has hecho.

    Yo amplío el manifiesto a rechazar vivir en un mundo aséptico en el que enciam soy responsable de la limpieza ajena.

    ResponderEliminar

¡¡Muchas gracias por contribuir!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...