27 feb. 2011


Sexo Anal

Nueva entrega en Píkara Magazine. En este caso el tema es sobre porqué el Sexo Anal sigue siendo un tema tabú.

Podéis leer el artículo entero aquí.



“¿Por qué sigue el sexo anal siendo un gran tabú?”
La sexualidad que nos ha tocado vivir es totalmente coitocéntrica. Es decir, la penetración pene-vagina es la práctica “normal” y, el resto de prácticas son complementos del pre o post coito. Y dentro de esos complementos hay algunos que son autorizados y otros, como el sexo anal, son “aberraciones” para algunos sectores de población porque no cumplen los requisitos reproductivos por los que se abogaban hace siglos bajo la tradición judeo-cristiana. Antes de continuar, me gustaría puntualizar que la palabra normal es una palabra MUY peligrosa, puesto que, como comentaba en otro  artículo, corre el peligro de que se le caiga la L y se convierta en un lastre. Seguir leyendo.

4 comentarios:

  1. Tengo una duda sobre sexo anal que no he visto contestada en tu blog ni en otra parte, y hace tiempo que me gustaria resolverla. ¿Se puede hacer sexo anal si se tienen hemorroides o es demasiado riesgo? Hablo de un caso leve, de las que molestan solo a veces y se notan un poco externamente. Lo que querria hacer es algo de penetracion con un dedo o dos, no más. Gracias por adelantado.

    ResponderEliminar
  2. Si ese es el caso no parece razonable ya que la inflamación, por mucho cuidado que pongáis, irá a más. Claro que se puede optar por una crema con un analgésico, pero eso reducirá la sensibilidad de la zona en su conjunto.

    ResponderEliminar
  3. Se supone que el sexo anal se hace de forma esporadica...
    se puede tener sexo anal incluso con penetracion siempre y cuando las hemorroides no sean demasiado severas...lubrica convenientemente la zona,por fuera y por dentro,si notas molestias no insistas pero sino...adelante y disfrutalo.

    ResponderEliminar
  4. Hola Raquel! Efectivamente, como dice Jose Antonio, las hemorroides son una inflamación que con el roce de la penetración puede ir a más. Pero también es cierto que, como dice anónimo, puedes probar una vez y ver...siempre con delicadeza y sin forzar. En el momento en que veas que la molestia aumenta, parar. Puedes probar a estimular la entrada del ano, que también es una sensación muy placentera e irritaría menos que una penetración. Para asegurarte sería recomendable preguntar a tu médica/o o a tu ginecóloga/o para ir más tranquila.

    Gracias por compartir tu duda. Y gracias Jose y Anónimo por contribuir en la respuesta :)

    Besotes!
    A disfrutar(se)!

    ResponderEliminar

¡¡Muchas gracias por contribuir!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...